«NAVIDAD: IMPLOREMOS POR LA PAZ»

Hits:1444

Carta de monseñor Juan Rubén Martínez, obispo de Posadas para la Solemnidad de la Natividad del Señor  [25 de diciembre de 2016] Este es el último domingo del año. En este...

Leer más...

«COMPROMISO Y ESPERANZA»

Hits:1712

Carta de monseñor Juan Rubén Martínez, obispo de Posadas para el 3º domingo de Adviento [11 de diciembre de 2016] Los textos bíblicos de este tercer domingo de adviento nos llaman...

Leer más...

Agenda Diocesana

Abril 2017
D L M X J V S
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30

“El sacerdote deber ser puente de Dios con los Hombres”

Hits:1750

En la noche del viernes 2, en la ciudad de Apóstoles, fue ordenado sacerdote Federico Andrés Benchaski por manos de Monseñor Juan Rubén Martínez. Celebración que fue muy emotiva y...

Leer Más

LOS HIJOS: ¿UNA BENDICIÓN O UN PROBLEMA?

Hits:1817

  Carta Monseñor Juan Rubén Martínez, obispo de Posadas para el 1º domingo de Adviento (27 de noviembre de 2016) Estamos iniciando el tiempo del adviento o sea de preparación para...

Leer Más

"Misericordia et misera", carta apostólica

Hits:1810

Carta apostólica del papa Francisco como conclusión del Año de la Misericordia (Roma, junto a San Pedro, el 20 de noviembre, Solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo, del Año del...

Leer Más

«EN LORETO NOS COMPROMETEMOS A SER MISERICORDIOSOS»

Hits:1745

  Carta de monseñor Juan Rubén Martínez, obispo de Posadas para la Solemnidad de Jesucristo, Rey del universo [20 de noviembre de 2016] Estamos celebrando la decimoquinta peregrinación a nuestro Centro...

Leer Más

«SANTA MARÍA DE LORETO NOS ESPERA»

Hits:1791

Carta de monseñor Juan Rubén Martínez, obispo de Posadas para el 33º domingo durante el año [13 de noviembre 2016] El próximo sábado 19 y domingo 20 realizaremos la peregrinación diocesana...

Leer Más

Carta Dominical «LA BIBLIA Y EL CALEFÓN»

Hits:1899

  Carta de monseñor Juan Rubén Martínez, obispo de Posadas para el 32º domingo durante el año [6 de noviembre 2016] Así como ocurría en la época de Jesús, actualmente también nos...

Leer Más

Carta Dominical

Hits:1906

«GLOBALIZAR LA SOLIDARIDAD» Carta de monseñor Juan Rubén Martínez, obispo de Posadas para el 31º domingo durante el año [30 de octubre 2016] Como cada año nos venimos preparando para nuestra peregrinación...

Leer Más

Carta Dominical, "Jesucristo presente entre los pobres"

Hits:1830

«JESUCRISTO PRESENTE EN LOS POBRES» Carta de monseñor Juan Rubén Martínez, obispo de Posadas, para el 30° domingo durante el año [23 de octubre de 2016] En el texto del Evangelio de este domingo...

Leer Más

Carta Dominical "Brochero, un Santo Argentino"

Hits:1811

«BROCHERO, UN SANTO ARGENTINO» Carta de monseñor Juan Rubén Martínez,obispo de Posadas para el 29º domingo durante el año (16 de octubre de 2016) En esta carta dominical quiero expresar el gozo de estar...

Leer Más

carta Dominical

Hits:1796

«TESTIGOS DE LA MISERICORDIA» [II] Carta de monseñor Juan Rubén Martínez, obispo de Posadas para el 28º domingo durante el año [9 de octubre 2016] Continuamos este domingo reflexionando el mensaje del Papa Francisco...

Leer Más

Carta Dominical

Hits:1987

«TESTIGOS DE LA MISERICORDIA» Carta de monseñor Juan Rubén Martínez, obispo de Posadas para el 27º domingo durante el año [2 de octubre 2016] Durante este mes de octubre la Iglesia reza y reflexiona...

Leer Más

Nuevos Nombramientos

Hits:2001

El Obispo de Posadas, Monseñor  Juan Rubén Martínez, comunica que ha hecho los siguientes nombramientos: *Administrador parroquial de la parroquia «San Ignacio de Loyola» de la localidad de  San Ignacio al Presbítero...

Leer Más

"Necesitamos Ver"

Carta monseñor Juan Rubén Martínez, obispo de Posadas
para el Domingo XXX durante el año (25 de octubre 2015)

Este domingo 25 es un día muy especial para los argentinos. Hoy celebramos las elecciones para elegir el próximo presidente, y tantos cargos nacionales y provinciales, así como nuestro nuevo gobernador de Misiones. Sabemos que la democracia no se constituye solo con las elecciones, pero sin embargo es un momento fundamental, ya que cada uno de nosotros tenemos la necesidad de votar responsablemente, y hacernos cargo con nuestro voto de la Argentina que seremos en los próximos años. Desde ya en cada Misa que celebraremos este domingo rezaremos por nuestra Patria, y pediremos que aquellos que sean elegidos por el pueblo argentino para los diversos cargos, se dispongan a trabajar por el bien común, y sientan la responsabilidad de “servir” y dar la vida por la gente,por todos, y especialmente los más necesitados.   
El Evangelio de este domingo (Mc. 10,46-52), nos sitúa ante una virtud indispensable para toda persona y sociedad que se propone madurar en el diálogo y la armonía, en los consensos y diferencias, que es “la humildad”. Todos, y siempre somos necesitados. Los cristianos sabemos que necesitamos de Dios y de la ayuda de nuestros hermanos. El Evangelio de este domingo nos presenta “al hijo de Timeo-Bartimeo, un mendigo ciego, sentado junto al camino… “Al verlo a Jesús le imploró: “¡Hijo de David, ten piedad de mí!. “El Señor lo hizo llamar y le preguntó: “¿Qué quieres que haga por ti?... Él le respondió: “Maestro que yo pueda ver” (Mc.10,51). Solo desde la virtud de “la humildad” podemos “ver” más profundamente la realidad. La nuestra en primer lugar, y la de los demás. La humildad nos libera de posturas y trajes artificiales que siempre nos esclavizan con imágenes falsas que tenemos que alimentar, y también la humildad nos libera sobre la verdad de los otros, ya que muchas veces inventamos fantasmas que no corresponden a la realidad, o bien analizamos la realidad y a los otros, desde nuestras fantasías y prejuicios, y esto solo nos lleva a odios y divisiones, y quizá hasta la violencia. Podemos implorar como el ciego del Evangelio que todos como sociedad nos sintamos necesitados de Dios y sobre todo pidamos que podamos ver.

Con especial satisfacción puedo señalar que la mayoría de las parroquias durante el año seguimos tratando de ver como el ciego del Evangelio, replanteando nuestros consejos de pastoral y formas de organización de nuestras estructuras pastorales. Como pide Aparecida, desechar las estructuras obsoletas, y adecuar y potenciar aquellas que sirvan para que nuestras comunidades sean más evangelizadoras y misioneras. Desde ya que este es un camino exigente, y si bien “muchos” lo entienden, otros lo ven como un nuevo problema que se les coloca y molesta… Estos “no ven” la necesidad del pedido de conversión personal y pastoral, para misionar.

Con alegría podemos señalar que aun con las dificultades que siempre encontramos en toda realidad y en nuestros propios corazones, ha penetrado con hondura y humildad en nuestros sacerdotes, consagrados y laicos el pedido que realiza el documento de Aparecida: “Esta firme decisión misionera debe impregnar todas las estructuras eclesiales y todos los planes pastorales de las diócesis, parroquias, comunidades religiosas, movimientos y de cualquier institución de la Iglesia. Ninguna comunidad debe excusarse de entrar decididamente, con todas sus fuerzas, en los procesos constantes de renovación misionera, y de abandonar las estructuras caducas que no favorezcan la transmisión de la fe.

La conversión personal despierta la capacidad de someterlo todo al servicio de la instauración del Reino de Vida. Obispos, presbíteros, diáconos permanentes, consagrados y consagradas, laicos y laicas, estamos llamados a asumir una actitud de permanente conversión pastoral, que implica escuchar con atención y discernir “lo que el Espíritu está diciendo a las Iglesias” (Ap.2,29), a través de los signos de los tiempos en los que Dios se manifiesta” (365-366).

Este planteo que con humildad y esperanza realizamos en orden a revisar nuestras estructuras y formas de organización para cumplir mejor con nuestra misión, también es necesario realizarlo en toda forma de organización social, cultural o política… Siempre como es natural hay formas de organización que con el tiempo y los cambios van quedando obsoletas. A veces peor en vez de servir al bien común, van tornándose en estructuras que solo sirven a algunos, o bien son generadoras de formas de corrupción. ¿Quién tiene la iniciativa para revisar con grandeza y magnanimidad todo esto que no sirve más, y que puede estar dañando al bien común?. Esto es bueno señalarlo con esperanza en un día como hoy tan vital para la democracia.

En el texto del Evangelio de este domingo, el ciego al borde del camino, con humildad le implora a Jesús: “¡Hijo de David, ten piedad de mí!”, y le pide aquello que necesita: “¡Maestro que pueda ver!”. Nosotros también necesitamos pedir a Jesús con humildad: ¡que podamos ver!

 


Les envío un saludo cercano y hasta el próximo domingo.