Imprimir esta página

El Seminario finalizó su ciclo lectivo 2019

16 Diciembre 2019
Publicado en Noticias y actividades
En la tarde noche del viernes 13 de diciembre se llevó a cabo la misa de cierre de año del Seminario Diocesano Santo Cura de Ars. Fue presidida por Mons. Juan Rubén Martínez y concelebrada por el Obispo Damián Bitar, de la hermana diócesis de Oberá, y sacerdotes de diferentes diócesis. 
Después de un año intenso de actividades, con los jóvenes que realizan la formación en ese seminario, la misa fue para dar gracias por todo lo vivido y junto a las familias y amigos del seminario, cerrar el ciclo lectivo. 
La homilía estuvo a cargo del Obispo de Oberá, Damián Bitar, quien recordó que estamos viviendo el tiempo de Adviento, camino a la Navidad, y con las puertas del año Mariano Nacional ya abiertas y agradeció la dicha de celebrar la Eucaristía y en un clima de familia como es el que siempre se vive en el Seminario. Además, pidió oración por los formadores, los profesores, los seminaristas, la familia de Seminario y sobre todo por los tres nuevos sacerdotes que tiene la Diócesis de Posadas, “ellos ya pueden decir: la mano puesta en el arado ahora no se puede mirar hacia atrás”, dijo y pidió para ellos que lo más lindo que se puede pedir para un sacerdote, para un presbítero “que tengan un corazón sacerdotal semejante al de Jesús Buen Pastor. Pedimos para ellos la gracia de la entrega y de la fidelidad hasta el fin”.
Monseñor Damián Santiago Bitar también pidió por los seminaristas que respondiendo al llamado del Señor están en el Seminario viviendo sus años de discernimiento y formación en orden al presbiterado. También se refirió al enorme trabajo que hay por hacer para llevar el Evangelio del Señor a cada hogar, a cada rincón de la provincia, “cuanto hay por hacer y que pocos obreros” por ello pidió elevar la oración por el aumento de vocaciones, para que cada vez más jóvenes sientan el llamado del Señor y lo respondan. 
Para finalizar, el Obispo se refirió a la visita que le hicieron los obispos la Papa Francisco y destacó la serenidad y la paz del Santo Padre a pesar de las enormes responsabilidades que tiene, “nos llenó de asombro y de alegría verlo joven” y resumió las más de dos horas de charla que tuvieron con él en la siguiente frase: “pase lo que pase en la Patria, en el Mundo, en la Iglesia pensemos en el cambio de época que estamos viviendo, pensemos en la complejidad de este tiempo que vivimos en nuestra patria, pensemos en la profunda crisis cultural, familiar, afectiva que estamos viviendo, no olvidemos que nuestra misión es anunciar el Evangelio y estar lo más cerca que podemos del pueblo de Dios, de la gente”, concluyó.
La jornada de cierre finalizó con una cena y encuentro fraterno entre las familias, colaboradores y amigos del Seminario. Ahora los seminaristas vuelven a sus hogares, para reencontrarse durante el verano para distintas actividades como campamentos, o misiones en las distintas comunidades.